Ex Convento Café

Consulte nuestras promociones permanentes, descuentos por fidelidad y más!!

Minnie The Moocher, Tan incorrecta ella.

Recordando a Betty Boop y a Cab Calloway

Hoy en día, siglo XXI, es muy común encontrar la imagen de Betty Boop adaptada a toda clase de modas y tendencias, desde una Betty muy Hippie hasta una muy roñatonera pasando por Betty Boop MOD y Betty Boop en Harley Davidson, vamos, hasta Betty Boop vestida de vaquera en la publicidad de eventos de música grupera. Célebre fue el refresco "Lulú Boing" fabricado por la cooperativa mexicana "Pascual Boing" en el que apareció precisamente la cara de Betty a la que todo mexicano nacido entre 1960 y 1999 identificó como Lulú y no como Betty Boop. Pero así es la cosa, su verdadero nombre es Betty Boop.

No me detendré en la biografía del cartón animado (misma que pueden leer aquí) sino en lo que realmente representó socialmente hablando en el mundo de los aliados ganadores de la primera guerra mundial. Betty fue el personaje contestatario, inconforme y social y moralmente más incorrecto de aquellos años 30´s en que fue creada a partir de, sí ríanse, una perrita bailarina. Su personalidad humana fue establecida hasta el primer corto de ella llamado "Platos Vertiginosos" (Dizzy Dishes) y de hecho la empresa Paramount Pictures primero la presentó como novia de Popeye y como la novia de Koko el payaso más tarde (ya andaba de canija la Betty jajajajaja). Pero la personalidad sexual y seductora de Betty Boop no llegó en seguida, primero fue objeto de varios experimentos y finalmente Max Fleischer, su creador, se basó en la actriz Helen Kane para antropomorfizarla de la manera en que se le conoce y así debutó en su primer gran estelar en el corto de Terror-Comedia "Minnie The Moocher". Como todos saben, la aventura de la adolescente rebelde que se escapa de casa acompañada de su fiel amigo Bimbo para adentrarse en un bosque a media noche y encontrarse con espectros y una morsa fantasma, el genial Cab Calloway, cantando "Minnie The Moocher". La caricatura en realidad no tiene un argumento muy profundo pero habrá que tomar en cuenta la época y precisamente por la época fue que "Minnie The Moocher" fue prohibida por un buen rato para ser exhibida en las salas de cine, incluso luego con el advenimiento de la televisión también estaba "castigada" por la deliberada liberalidad de la falda corta que por ese tiempo era más propia de las cantantes y bailarinas de salón de variedades para caballeros. En su tiempo Betty Boop fue la enemigo a vencer por parte de la santiguada sociedad estadounidense. Así y todo, Betty Boop se convirtió en la fantasía sexual de muchos norteamericanos adolescentes y algunos adultos hechos y derechos pero también de muchas mujeres en un mundo en que el lesbianismo no solo era visto como incorrecto sino que incluso estaba prohibido. En los años 60 el grupo de rock The Who hizo un extraordinario tributo a Betty Boop (y a Bettie Page al mismo tiempo) en su canción "Pictures of Lilly".

Betty Boop fue la descripción misma del símbolo feminista y al mismo tiempo de los submundos dignos de Hades que sacudió a la sociedad poniendo en alto la figura de la mujer como dominio y alentando la rebeldía femenina luego utilizada por movimientos menos inocentes como el Swinger y las Open Relations nacidos en Europa partir de los años 50 y en los que la mujer rompió con los estatutos de patriarcado y exclusividad masculina en el sentido de la poligamia y la sexualidad abierta. No obstante lo anterior, Betty Boop seguía siendo una definición Dark-Dreaming de lo que las mujeres del mundo libre deseaban ser. No en balde a partir de ella surgieron las modelos del tipo Sexy Pin Up y se dio el paso a modas revolucionarias de los años 60 como la un tanto superficial moda de la minifalda (que a los hombres no nos disgusta si la chica tiene buen cuerpo, claro) y la inclusión de las mujeres en el mundo laboral e intelectual. Resulta así bastante extraño pensar que la líder del feminismo moderno sea... un dibujo animado.

Pero Betty Boop tuvo y tiene hoy en día un fuerte lazo con su nickname "Minnie The Moocher" y con su padrino el jazzista Cab Calloway, sin ninguno de ambos Betty Boop sería Betty Boop. Cab Calloway, quien también inspiró a Germán Valdés para crear su personaje de Tin Tán, estableció muchos parámetros de la musicalización de las películas y la creación del formato "Soundtrack" que luego representaría un gran negocio para las productoras de películas. Cab fue por sí mismo la escuela del Scat-Jazz trayendo de regreso el "Shouting" de los campos de algodón de sus ancestros y sus juegos vocales en duelo con la trompeta y el saxofón de su orquesta y de hecho los tributos como el cameo de Cab en "The Blues Brothers" son la afirmación de que Cab Calloway y Minnie The Moocher son parte de la cultura norteamericana como lo son las motos Harley Davidson y las guitarras Fender.

Hoy es común salir a la calle y ver cómo todos esos jóvenes que gustan del reggaetón (que para quien esto escribe no es ni música ni cultura) suelen portar imágenes de Betty Boop ataviada al estilo "Chaka" (así se llama, ustedes disculpen) así como cientos de versiones puestas al día del cartoon original de Max Fleischer. Lo cierto es que Betty Boop es netamente sajona y surgida de una idea alemana de chica montañesa que con el tiempo pasó a hacer de todo tipo de cosas, hasta alegrar un poco este loco mundo tan contaminado y maltratado tanto ambiental como culturalmente.

Un Viva por Betty Boop y Cab Calloway.

Es cuanto:

Messy Blues